PROTOCOLO PARA LA MADRE DE LA NOVIA

Hoy elegimos hablar del protocolo para la madre de la novia, que no es una invitada más pero tampoco es la madrina, cosa que hay que tener en cuenta, si eres una de ellas ¡Atenta!

Está claro que tendrás muchas dudas a la hora de elegir la vestimenta para la boda, hay muchísimas opciones si tenemos en cuenta el protocolo y el estilo de la boda: vestido largo, vestido corto, traje de pantalón, con falda…

Por supuesto que si tu hija elige una boda hippie, las normas las pondrá ella y su futuro marido.

Otra cosa importante y que no se te puede olvidar es que no puedes ir vestida ni de blanco ni de nude. Elige colores fuertes, como el fucsia, azul, rojo… Pero antes pregunta a la madrina qué color llevará para no coincidir, sería un error catastrófico.

Cuando piensas en el vestido para la madre de la novia lo primero que te viene a la cabeza es un vestido largo, pero el protocolo cuenta otras cosas:

– Vestido largo puedes llevarlo pero si la madrina lo lleva.

– Si la boda es por el día la única persona que puede ir de largo es la madrina, pero en cambio si la boda es tarde-noche, puedes ir de largo.

Elige prendas con las que te sientas cómoda. Tanto si llevas vestido vaporoso o traje ajustado, con chaqueta y falda o pantalón, con lo que mejor te sientas, así podrás disfrutar todo el día y la noche si hace falta o la noche entera sin pensar en tu elección.

Recuerda que puedes ponerte cualquier estampado, o color liso. Pero siempre hablando primero con la madrina para no coincidir.

Si te has decidido por un conjunto de chaqueta con vestido ajustado, la falda siempre por debajo de las rodillas porque más arriba no quedaría elegante.

Los complementos son muy importantes para completar tu fantástico look y siendo la madre de la novia más todavía.

Con los zapatos hay un problema, y es que parece que sea imprescindible que sean del mismo color que el vestido, pero no tiene por qué ser así. Ahora se pueden hacer combinaciones preciosas con los colores. Por ejemplo:

– El blanco combina con todo.

– El beige con azul, café, esmeralda, negro, rojo y blanco.

– El Gris: con fucsia, rojo, púrpura, rosa y azul.

– El Rojo: con amarillo, blanco, café, verde, azul y negro.

– Color oliva: naranja, café claro y café.

Y así muchos más, hay cantidad de combinaciones que puedes hacerte con los zapatos.

Lo importante es que no tengan mucho tacón, para que puedas ir lo más cómoda posible, a no ser que estés acostumbrada a ir con súper taconazos. 

Pueden llevar tanta pedrería como te guste, y si no quieres que llamen mucho la atención siempre puedes optar a los zapatos de salón que son muy elegantes.

Y el bolso, el protocolo dice que tiene que ser bolso pequeño. Puedes llevarlo si así lo deseas, del mismo color que los zapatos, pero tampoco es obligatorio como antiguamente, insisto que los colores se pueden combinar y hacer un outfit estupendo.

Para terminar, una cosa que no puede faltar para la madre de la novia es una pamela o un tocado. Escojas el que escojas tienes que pensar bien antes de tomar la decisión porque será un complemento que no te podrás quitar en todo el día.

Ten en cuenta que si llevas vestido largo, quítate esa idea de la cabeza porque no te lo podrás poner ya que queda horrible y el protocolo lo prohíbe.

Cuánto más tarde sea la boda, más pequeño será el tocado y siempre irá al lado derecho.

Y por último si habías pensado en llevar mantilla, tendrías que hablar primero con la madrina porque solo la podrás llevar si ella la lleva.

¿Has escogido ya tu look? Cuéntanos qué tal te fue o cualquier duda que te surja… 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *